Pon tus ojos en Jesus
Puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios." Hebreos 12:2

El propósito del enemigo es que nuestros ojos están puestos en otras cosas y no en Dios. En aquello que nos preocupa, en los problemas, en aquello que nos aflige. Pero Dios quiere que nosotros confiemos en Él y que sepamos que él tiene todo bajo control. Jesús dijo: "Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin, el primero y el último." (Apo 22:13) Cuando nosotros ponemos nuestros ojos en Jesús, aquello que nos preocupaba se hace tan pequeño y le entregamos esa carga a Jesús, "el autor y consumador de la fe." Cristo pagó el precio en la cruz. El es el sacrificio perfecto! Pon tus ojos en Jesus y tendrás paz y gozo en abundancia! 

Santa SionComment
Una situacion dificil es una bendicion!
"Aguarda a Jehová; esfuérzate y aliéntese tu corazón; sí espera a Jehová." Salmos 27:14

Las bendiciones de Dios para nuestras vidas vienen en diferentes formas, tamaños y tiempos. Aun cuando estamos haciendo todo lo que pensamos que Dios espera de nosotros, tal vez sigamos experimentando sufrimientos y una larga espera. A veces, nos sorprende que el Señor no responda como esperamos o que su tiempo no sea el que nosotros creemos oportuno. Esto lo vemos en la vida de José. Desde una perspectiva humana, podríamos pensar que Dios se había olvidado de él, ya que, por más de una década, José experimentó sufrimientos. Lo arrojaron a un pozo, lo vendieron como esclavo, lo acusaron falsamente, lo encarcelaron de manera injusta. No obstante, al final, la fidelidad de Dios hacia él se manifestó ante todos al ponerlo como gobernante de Egipto y salvar a muchos de la hambruna.

C. S. Lewis escribió: Cuando perdemos una bendición, otra suele ser dada en su lugar de la manera más inesperada.

Recordemos que en Dios una situacion dificil solo es una bendición disfrazada.

Santa SionComment
Clama a Jesus!
"Y él dijo: Ven y descendiendo Pedro de la barca, andaba sobre las aguas para ir a Jesus. Pero al ver el fuerte viento, tuvo miedo; y comenzando a hundirse, dio voces, diciendo: !!Señor, salvame!" Mateo 14:29-31

Te estas ahogando, clama a Jesús. Necesitas poder para caminar por la tormenta que estás pasando, solo clama a Jesús. Si las montañas están muy altas, clama a Jesús. Si no tienes esperanza, clama a Jesús. Si quieres paz, clama a Jesús. Si quieres ser salvo clama a Jesús. Clama a Jesús en TODO tiempo! En tiempos de abundancia y en tiempos de escasez, en tiempos de fuerza y en tiempos de debilidad. No hay nadie como Jesús, Él extiende su mano y está listo para ayudarte.

Santa SionComment
Sed persistente, tendrás tu respuesta!

“orar siempre, y no desmayar,” Lucas 18:1


Se dice que los soldados que están en la Marina (Navy SEALS) pasan por varios entrenamiento muy estrictos. Uno de esos entrenamientos se tarda 132 horas y solo se les permite dormir 4 horas. Durante ese entrenamiento pasan por muchos obstáculos. Imagínese no poder dormir, estar mojado, recibir instrucciones no en una manera amable, que tu cuerpo se sienta cansado y adolorido. Se dice que durante ese entrenamiento cada uno de los que están siendo entrenados pueden tocar una campana, dando señal que lo que están haciendo, el dolor que están pasando no vale la pena para estar en la Marina. 70% de las personas que pasan por ese entrenamiento se dan por vencidos y sus cascos son quitados y enterrados.

 

Como Cristianos, nosotros también pasamos por un entrenamiento muy estricto. Pasamos por pruebas y tribulaciones que tenemos que soportar, pero siempre mantenemos en mente “que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien” (Romanos 8:28). Sabemos que las cosas que Dios permite son para que nosotros podamos crecer en este camino. La Biblia nos habla de una viuda que quería justicia. Constantemente ella iba ante el juez “injusto”,  pero él le negaba su petición. Hasta que un día le concedió su petición, no porque estaba de acuerdo con ella, o porque pensaba que era lo correcto, sino porque estaba cansado de escucharla. Esta parábola nos enseña a ser persistente en nuestra oración, no podemos darnos por vencidos en nuestra oración. Proverbios 15:8 nos dice, “Mas la oración de los rectos es su gozo.” Dios se deleita en nuestra oración, en escucharnos hablarle. El espera que nosotros hablemos con el de día y de noche. Él no va a ignorar nuestra súplica, pero responderá de acuerdo a su perfecta voluntad. Confía en Dios, no toques la campana, sigue clamando que tu petición llegara a tus manos. Clama a Él y Él te responderá (Jer 33:3)

Santa SionComment